nutricion deportiva

Planes nutricionales personalizados

Todo entrenamiento debe ir acompañado de una dieta personalizada que te permita coordinar tus esfuerzos y conseguir tus metas.

Si estás practicando algún deporte de competencia o solo para alcanzar tus propias metas, si recién empezaste alguna actividad física o te estás por anotar en el gimnasio.

Si queres cambiar tu estilo de vida y empezaste a caminar, trotar, andar en bici o a “mover el esqueleto” de alguna forma ya estás haciendo actividad física y hay cosas que tenes que saber:
La calidad de la dieta, la cantidad de alimentos y el momento del consumo inciden en el tu rendimiento físico.

No hace falta recurrir a suplementos caros para mejorar tu rendimiento. Ni tampoco para tener energía o fuerza extra. Solo tenés que alimentarte de acuerdo a tus necesidades.

Actividad Física

Las personas físicamente activas tienen:

Más probabilidades de mantener un peso saludable.
Mayor bienestar emocional menores probabilidades de padecer depresión.
Menor frecuencia de: enfermedades cardio y cerebro vasculares, hipertensión arterial, diabetes, etc.
Menos riesgo de caídas y fracturas vertebrales o de la cadera.
La actividad física es beneficiosa, tanto si es de intensidad moderada como si es vigorosa

La intensidad se refiere al ritmo al que se realiza la actividad, es decir, «el esfuerzo que uno pone en realizar la actividad».

La intensidad de las diferentes formas de actividad física varía según las personas. Dependiendo de la forma física de cada uno, algunos ejemplos de actividad física moderada serían caminar a paso ligero, bailar o realizar las tareas domésticas. Algunos ejemplos de actividad física vigorosa serían: correr, andar en bicicleta rápido, nadar rápido o mover grandes pesos.

¡CADA INDIVIDUO ES ÚNICO, Y SU PLAN NUTRICIONAL TAMBIÉN DEBE SERLO!